“El miedo es ese pequeño cuarto oscuro donde los negativos son revelados” Michael Pritchard

Articulo por:Susana Barrena Echevarria

Los miedos suelen ser muy reveladores, pero llegar a escuchar y comprender los que nos quieren decir no es cosa fácil, dado que el miedo usa muchas mascaras para esconderse.

El llegar a entender nuestros miedos puede revelarnos por qué queremos lo que deseamos, detrás del deseo de obtener un mejor puesto se puede encontrar el miedo a ser inadecuado, detrás de sueños de fama y fortuna suele encontrarse el miedo a ser rechazado y a no ser parte.

¿Por qué es importante comprender nuestras motivaciones?

En nuestra naturaleza de seres humanos nos encontramos constantemente en la búsqueda de nuevos logros, y es común que tendamos a pensar que cuando logremos o tengamos x cosa nuestros problemas se verán resueltos. Por ejemplo, podemos decidir posponer un festival escolar de nuestros hijos o unas vacaciones familiares, mientras trabajamos arduamente par obtener un ascenso o ese nuevo cliente, nos decimos que cuando lo consigamos ahora si tendremos tiempo para otras cosas. La realidad es que esto no sucede, ¿por qué? En realidad, es muy simpe, si no hacemos algo en este momento, cuando las condiciones cambien seguiremos haciendo lo mismo que en la actualidad.

¿Cómo están ligados los miedos con los objetivos?

Sigamos con el ejemplo del ascenso, lo buscamos para poder darle una excelente calidad de vida a nuestros hijos, si lo analizamos la motivación puede venir del miedo de no ser un buen padre, entonces cuando les proporcionamos a nuestros hijos las facilidades que el dinero puede brindar nos damos cuenta de que el miedo sigue ahí y entonces en lugar de reflexionar y replantear la estrategia presionamos más duro, buscando más y más.

Si paráramos por un momento nos daríamos cuenta de que no necesitamos las condiciones del mañana para hacer eso que deseamos y que el miedo nos esta gritando. No busco romantizar la crianza ni caer en el equívoco de decir que el dinero no es necesario, por supuesto que lo es, pero si lo que buscas es ser un mejor padre, esposo, hijo, crecer en lo personal o mejorar tu salud. No necesitas las “condiciones perfectas” del mañana, hazlo hoy, porque tus triunfos y logros del mañana solo van a potenciar lo que haces hoy, no lo van a cambiar ni a ofrecer soluciones mágicas.

Así que hoy date la oportunidad de platicar con tus miedos y escuchar lo que te están gritando.